DramaSur cierra Programa de formación para dramaturgas y dramaturgos con muestra abierta

La instancia se llevó a cabo durante octubre y noviembre en Concepción, y sumó a participantes de distintos puntos del país, quienes accedieron a herramientas dramatúrgicas de importantes representantes del área en Chile.

Instalar distintas posibilidades y lugares para escribir dramaturgia, fue uno de los principales objetivos de la primera Escuela de Escritura para Dramaturgas y Dramaturgos del Sur, DramaSur, cuya malla formativa favoreció a residentes que habitan de Maule hacia el Sur de Chile, los que participaron del proceso que incluyó Clases magistrales virtuales y una residencia presencial de 15 días. El proceso termina este miércoles 24, a las 17 horas, en el Teatro Bandera Negra, con la muestra “Obras en construcción: Apertura de procesos creativos”.

El Covid no fue motivo para retrasar sus planes, y la residencia en el sector de Lo Pequén en Concepción se desarrolló sin problema durante 15 días, tiempo en el que sus participantes recibieron importantes herramientas para desarrollar sus propios proyectos dramatúrgicos, de parte de las sobresalientes dramaturgas y docentes chilenas, Carla Zuñiga, Isidora Stevenson y Soledad Lagos.

“Encuentro súper interesante el gesto de desarraigar y situar a las personas en un lugar donde no hay otra cosa que hacer, que escribir. La idea de una casa de retiro, un espacio de rehabilitación para escritores en el encierro, permite encontrarte con eso que estabas buscando, porque la escritura no es algo que sea absoluto, y no se funda solo en una idea, sino también en la experiencia, para escribir hay que sentarse y sentir todos los estímulos y dejar que las experiencias vitales decanten en la escritura”, destacó la dramaturga y docente residente Isidora Stevenson, quien aportó en el área de la autoría.

Otro punto importante en el proceso formativo, destacó David Arancibia, coordinador académico de DramaSur y director Artístico de Dramaturgia Clandestina, espacio desde donde nace el proyecto, es que “se fortalece la instancia como un espacio democratizador, porque si bien estuvieron las profesoras compartiendo sus experiencias, enseñando, el espacio de aprendizaje también lo construyeron los mismos residentes y fue muy enriquecedor, no solo estás en la organización entregando y aportando, sino que también recibiendo mucho de parte de los residentes, es un aprendizaje circular que valoramos mucho”.

En ese sentido también la escritora y dramaturga regional Carolina Jara, directora de DramaSur, puso en valor la importancia de este tipo de oportunidades para quienes quieran profesionalizar la escritura dramatúrgica. “Fue un experiencia única, que nos permitió descentralizar una malla especializada destinada a personas habitantes del sur de Chile, donde lograron conocer  otras posibilidades de escritura y también desde dónde generar los primeros detonadores de ese proceso, partiendo por las clases magistrales las que ya les dieron un impulso para el trabajo realizado posteriormente en la residencia presencial.”

Y eso porque también durante su primera etapa, las clases magistrales realizadas por la poeta Roxana Miranda Rupailaf, el dramaturgo  Guillermo Calderón y la escritora Lina Meruane, les permitió sentar las bases para iniciar el trabajo durante la residencia. “Fue como una introducción a los fundamentos de esta escuela que busca unir voces en torno a dramaturgia y otros lenguajes escriturales, y nos aportó bastante para abrir esos detonadores entre los escritores participantes”, recalcó Carolina.

Como residente, el académico de Literatura de la Universidad del Bío Bío en Chillán, Rodrigo Faúndez, reconoce que es su primera incursión directa en el área de la dramaturgia. “Desde 2017 he trabajado en el rescate de manuscritos, pero el teatro ha aparecido como algo súbito en mi trayectoria, esta es la primera Escuela en la que participo donde he aprendido de manera más sistemática y he adquirido herramientas sobre la dramaturgia. Me parece fantástico sobre todo que esté planteado como una residencia”, comentó. También la actriz penquista, Paulina Sepúlveda, da sus primeros pasos en el área durante DramaSur. “A muchos nos pasa que tenemos ideas e imaginamos, pero no cómo lo materializamos, por eso es increíble ver todas las ideas que se pueden juntar en este espacio, con las profesoras, el equipo, los compañeros, aprender del viaje de cada persona, es muy nutritivo todo, y se abren más posibilidades entendiendo otras cosas”, señaló.

La actividades de la primera Escuela de Dramaturgia DramaSur, cuentan con el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio (MINCAP), a través del Fondo de Artes Escénicas, y cerrará sus actividades este miércoles 24, a las 17:00 horas en Teatro Bandera Negra, ubicado en calle Bandera 1001 en Concepción, con la muestra “Obras en construcción: Apertura de procesos creativos”, si quieres participar inscríbete en dramasuresucela@gmail.com.