Patricio Aylwin, el Presidente de la transición

A los 98 años fallece Patricio Aylwin, abogado y presidente encargado de restablecer la democracia en Chile, tras el Gobierno Militar.

Partió su camino político en 1945, como secretario de la Comisión de la Corte Suprema, encargada de redactar el Código Orgánico de Tribunales. Ese mismo año, ingresó a la Falange Nacional. En 1949, se integró a su mesa directiva y la presidió entre 1950 y 1951. El 28 de julio de 1957, participó en la fundación del Partido Demócrata Cristiano. Al año siguiente, fue electo su presidente, cargo que mantuvo hasta 1960. Esta fue la primera de siete presidencias que ejerció en su partido durante las siguientes tres décadas.

El 14 de diciembre de 1989 Aylwin enfrentó al economista y ex-ministro de Pinochet, Hernán Büchi y al empresario Francisco Javier Errázuriz Talavera, autodefinido como “de centro-centro”, resultando triunfador con un 55,2% de los votos. Así, Aylwin se convertiría en el primer presidente democrático en casi 17 años y el segundo democratacristiano en el país, además de ser el primer presidente concertacionista.

Entre los principales hitos de su gobierno está la creación de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, que dio a conocer en marzo de 1991 el llamado Informe Rettig.

Aylwin posterior a su mandato fue encargado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de presidir la Comisión Latinoamericana y el Caribe sobre Desarrollo Social.

En 2001 el presidente Ricardo Lagos lo designó para presidir la Comisión de Verdad Histórica y Nuevo Trato con los Pueblos Indígenas. El 20 de julio de 2001 el Consejo Nacional del PDC le designó presidente temporal de la formación como mejor solución ante la crisis de liderazgo provocada por una caótica inscripción de candidatos que gatilló la salida de su timonel, Ricardo Hormazábal.

El 27 de enero de 2002 resultó electo Adolfo Zaldívar (líder de la facción más conservadora y hermano de Andrés Zaldívar, a la sazón presidente del Senado) para tomar relevo a Aylwin, quien aprovechó la instancia para anunciar su despedida de la actividad política.

Sus principales frases:

Algunas de las líneas que quedarán para la historia, del ex presidente a medios nacionales e internacionales:

“Entre una dictadura marxista y una dictadura de nuestros militares, yo elegiría la segunda”.

Tal vez la permanencia de Pinochet ha ayudado a la estabilidad del proceso de transición democrática

Nosotros admitíamos que, lamentablemente, cierto periodo de la dictadura era necesario, pero pensábamos que debía ser lo más breve posible; dos, tres o cinco años“.

“el gobierno de Allende había agotado, en el mayor fracaso, la ‘vía chilena hacia el socialismo’, y se aprestaba a consumar un autogolpe para instaurar por la fuerza la dictadura Comunista”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*