¡VIVA LA (MUSIC) REVOLUTION!

Sí, escucho Spotify a diario, adecuando las playlists a mis constantes y cambiantes estilos de humor. Me gusta conocer nuevos descubrimientos y tener una lista de runners, aunque no avance más de una cuadra. Por ello, estoy de acuerdo con Mia Nygren, Directora General, América Latina y su columna que comparto a continuación.

El cambio en el consumo de contenidos ha ido de la mano de la evolución de las plataformas tecnológicas y de negocios que están introduciendo distintas compañías. Spotify es uno de los ejemplos más claros de la revolución en el consumo de música en la actualidad, proponiendo un modelo de negocios que entrega una experiencia sólida tanto a sus usuarios registrados como a la audiencia en general.

Spotify logró un crecimiento de 10 millones de usuarios en tan solo nueve meses, con lo que ya suma 30 millones de usuarios premium en el mundo. Fundada en octubre del 2008, ha observado un vertiginoso crecimiento. Así, en sus primeros cinco años de operación registró 10 millones de suscriptores, mientras que a mediados del 2015 llegó a los 20 millones y a tres meses de haber iniciado 2016 ya cuenta con los 30 millones.

Pero estas cifras van más allá de mostrar un crecimiento cuantitativo; evidencian un cambio profundo en el consumo de contenido. Hoy vemos a un usuario participativo, que junto con disfrutar de su música también quiere ser protagonista de la industria. Ya sea compartiendo sus preferencias musicales en distintas redes sociales, creando comunidad con sus listas de reproducción y también como artista.

Sin duda que la evolución del perfil del consumidor de música es determinante para el éxito de plataformas como Spotify. La autonomía entregamos al usuario permite que éste vaya descubriendo y ampliando sus horizontes musicales. Vemos a un consumidor mucho más activo, donde es el verdadero motor de nuestra plataforma. Spotify se debe a sus usuarios. Ellos son los que día a día están creando tendencias y que nosotros como compañía ayudamos a difundir de manera efectiva y directa a los perfiles más idóneos.

Los esfuerzos están en proveer una experiencia integral a nuestros usuarios. Sumando cada día más alternativas para cambiar la forma tradicional de disfrutar la música. Si bien seguirá siendo una experiencia personal o íntima, también queremos que sea una experiencia social. Tejer redes es nuestra misión, apuntamos a crear una comunidad global y dejando al usuario como actor principal. Estamos integrando Spotify en automóviles y otros dispositivos, asociándonos con otras plataformas sociales, desarrollando aplicaciones para ser más asertivos en los gustos personales y poder entregar un contenido enfocado a la persona y a sus preferencias.

Nuestra trastienda tecnológica ha permitido facilitar el consumo de contenido y masificarlo. Un consumo  totalmente democrático que permite brindar una experiencia de calidad tanto a nuestros usuarios premium como a quienes utilizan nuestra plataforma gratuita. Hemos innovado también para entregar una plataforma publicitaria eficiente para nuestros avisadores, entregándole distintas alternativas de participación.

Esta revolución continúa, aún quedan muchas cosas en qué experimentar para consolidar nuestra propuesta de valor. Durante 2016 esperamos seguir nuestro crecimiento llegando a nuevos mercados y potenciando la música da cada uno de los países en que estamos, participando en más eventos, más alianzas y convocando a más usuarios a esta revolución musical.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*